<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2250903371594041&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Estrés por calor en cerdos y sus consecuencias.

avatar

Posted by 3K PIG QUALITY - 10 octubre, 2018

El estrés por calor representa importantes pérdidas en la tasa de crecimiento en cerdos de engorde, así como pérdidas de reproducción en animales de cría.

En una granja de 250 madres en la que no se disponga de medios de lucha contra el calor, las pérdidas por falta de peso a faena representan del orden de 40.000 dólares anuales. A este importe habrá que sumar además el costo de los DNP de las cerdas por pérdida de fertilidad y de producción, lo que representa otros 4.000 dólares.

La instalación de un sistema de refrigeración (túnel de viento + paneles de celulosa) en los galpones de terminación se amortiza en 1 año.

En Argentina se pierden, en los galpones de terminación, por estrés de calor más de 12 millones de dólares al año.
Si a esto añadimos las pérdidas por aumento de los DNP la pérdida total será del orden de 14 millones de dólares.
  • Se parte del supuesto que solamente el 50 % de los criaderos disponen de sistemas de lucha contra el calor.
  • Se ha considerado que la fertilidad desciende un 10 % por causa del estrés por calor.

Niveles de riesgo por la interacción temperatura/humedad relativa: A partir de 27º C se empiezan a dar situaciones peligrosas de estrés por calor.

image1

 

TENEMOS EL VERANO ENCIMA

En cuestión de días tendremos temperaturas ambiente superiores a las temperaturas de confort, en consecuencia los animales frenarán su crecimiento (galpones de terminación) o bajará la fertilidad (gestación).

Las instalaciones deben mitigar las adversidades climáticas proporcionando una mayor comodidad a los animales en todas las fases de su vida productiva.
image3Cuando los animales se encuentran fuera de los límites de la zona óptima NO pueden desarrollar todo su potencial productivo, están fuera de la ZONA DE CONFORT.

Sin duda alguna hay que proyectar los galpones considerando las altas temperaturas del verano, ello implica:
 
  1. Asignar a los animales el espacio necesario: 1 m2 por capón en engorde-
  2. Aislar térmicamente las cubiertas para disminuir la radiación de calor a los animales. Como mínimo se debe disponer de un aislamiento de 1” de espuma de poliuretano (o similar)
  3. Orientar convenientemente los galpones; sombrearlos (arbolado, aleros)
  4. Instalar sistemas de lucha contra el calor: túneles de viento en los galpones de gestación y terminación.
  5. Suministrar agua en abundancia
  6. Hacer ajustes nutricionales (aumentando la energía de los alimentos)
  7. Utilizar alimentación líquida, que permite programar comidas en horas de menor calor.

 

ESTRÉS POR CALOR

Los cerdos tienen una temperatura de confort o zona termoneutra que se sitúa entre los 18 y 25 ºC. Por debajo de este rango de temperaturas, los cerdos tendrán frío, mientras que si se supera, tendrán estrés por calor.

El estrés por calor se produce cuando el animal ya no es capaz de regular su temperatura interna.

A parte de la temperatura, existen otros factores que influyen en la aparición del estrés por calor:
 
  • Humedad relativa: los cerdos tienden a desarrollar estrés por calor cuando la humedad ambiental es elevada (HR > 60%), aunque la temperatura no sea tan elevada.
  • Peso corporal: los cerdos con un peso superior a los 75 kg son más sensibles al calor que los cerdos más pequeños.
  • Densidad de animales: para cerdos de más de 110 kilos se debe proyectar 1 m2 por animal.

 

Cuando se produce el estrés por calor, se ponen en marcha los mecanismos de termoregulación que consisten en cambios fisiológicos y de comportamiento para mantener la temperatura corporal dentro del rango normal, produciéndose:

  • Reducción del consumo de alimento
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Aumento del consumo de agua


Si el animal no es capaz de mantener esta temperatura corporal, tiende a redirigir la sangre circulante a los tejidos periféricos para facilitar la disipación del calor, reduciéndose el flujo sanguíneo a nivel de otros órganos, entre ellos el intestino y el aparato reproductor. De ahí la importancia de trabajar con altas velocidades de aire para favorecer las pérdidas de calor por convección. Los sistemas de TUNEL DE VIENTO con velocidades del aire, que circula sobre los animales, superiores a 2 m/s ayudan a “soportar” temperaturas más elevadas.

Todo ello da lugar a una disminución del rendimiento productivo de los animales.

 

 
El estrés por calor afecta fundamentalmente a:
  • Los animales reproductores, originando la llamada INFERTILIDAD ESTIVAL.
  • Los cerdos en crecimiento, disminuyendo la GANACIA DE PESO.
 
REPRODUCTORES
La frontera entre temperaturas deseadas y no deseadas está entre los 26 y 27ºf.
Los animales más susceptibles de sufrir infertilidad estival son, por este orden,
  • Los PADRILLOS, las altas temperaturas afectan a la capacidad fecundante. La temperatura ambiente de la padrillera debe ser siempre inferior a 26 ºC.
  • Las cerdas NULIPARAS, las altas temperaturas (Tª > 27 ºC) impiden la aparición de la pubertad.
  • Las cerdas PRIMIPARAS, temperaturas superiores a 25 ºC en la sala de partos reducen la ingesta de alimento, lo que afecta negativamente a la condición corporal de la cerda y alarha la salida del celo siguiente.
  • Las cerdas multíparas, el calor disminuye el consumo y ello afecta a su condición corporal.
 
CEBO
El efecto más notable de las temperaturas altas en crecimiento y finalización de cerdos (de 25 a 125 kg) es una reducción en el consumo de alimento (Tabla 1). 
Podríamos considerar que los animales “funcionan bien” entre 15 y 25 ºC, pero sin duda una temperatura de 20ºC es la que permite los mejores resultados técnico-económicos 
Tabla 1.- Efecto de la temperatura en los rendimientos de finalización, con cerdos de 70 kilos de peso vivo. (Fuente: Robert Myer and Ray Bucklin de la Universidad de Florida, adaptado por JM Ciutad)
 tabla
En 3K hemos podido evaluar una pérdida de 12 kilos de peso vivo por cerdo producido comparando galpones sin sistemas de lucha contra el calor versus galpones dotados con sistemas túnel y paneles evaporativos.

 

TEMPERATURA CRÍTICA

Los cerdos, como las personas, son homotérmicos. Es decir, necesitan mantener una temperatura corporal central constante (alrededor de 39 ° C).

Los cerdos funcionan normalmente cuando se encuentran en su zona térmica neutral (Figura 3), entre 15 y 22 ºC.

La zona termal-neutra varía con la edad y el tamaño de los cerdos y la temperatura efectiva que los cerdos "sienten", que se ve afectada por el movimiento del aire, el tipo de cama, la humedad y las temperaturas de la superficie.

image8

Cuando los cerdos experimentan una temperatura efectiva por debajo de su zona termal-neutra, aumentarán el consumo de alimento (si pueden) y realizarán otras actividades para ayudar a retener el calor en un esfuerzo por mantener la temperatura corporal central.

Cuando los cerdos experimentan temperaturas por encima de su zona termal-neutral, intentan arrojar calor a través de comportamientos tales como reducir el consumo de alimento, beber más agua y, eventualmente, comenzar a jadear. A diferencia de los humanos, los cerdos no sudan. Su jadeo es una respuesta respiratoria para librar a sus cuerpos del exceso de calor.

La temperatura crítica superior, la línea roja vertical a la derecha en la Figura 3, es el umbral cuando los cerdos se sienten incómodos y comienzan a reaccionar ante el estrés por calor. El estrés por calor es un proceso gradual que comienza con pequeños impactos en el consumo de alimento y la tasa de crecimiento, pero puede escalar a consecuencias muy graves y potencialmente mortales.

 

¿A qué temperatura y con qué humedad los cerdos sufren estrés calórico?

La temperatura ambiental (al igual que la humedad) contribuye a que se produzca estrés calórico y los cerdos lo manifiestan a temperaturas mucho más bajas cuanto más alta es la humedad relativa.


La Universidad Estatal de Iowa publicó un gráfico con el índice de estrés calórico (ver figura), denominado THI que se puede usar como una herramienta para la toma de decisiones en la implementación de estrategias para reducir el estrés calórico.


El gráfico muestra que una humedad media del 45% con temperaturas superiores a los 28°C nos pone en una situación de peligro.
La tolerancia a la temperatura es menor para las reproductoras.


Este gráfico sobre el estrés calórico combina los efectos tanto de la temperatura como de la humedad relativa para ofrecer una clasificación de zonas de alerta, peligro y emergencia en cerdos de engorde.

image10

PUNTOS DE ACCIÓN

Se debe programar en los controladores una temperatura lo suficientemente baja como para mantenerse por delante de la acumulación de calor en el edificio y, por lo tanto, el estrés térmico en los cerdos.

En los sistemas con ventilación mecánica, todos los ventiladores de extracción deben estar funcionando antes de alcanzar la temperatura crítica superior.
Aconsejamos fijar esa temperatura en 24 ºC.
Es decir que todos los extractores estarán trabajando a esa temperatura, con las cortinas cerradas.
El sistema de enfriamiento deberá empezar a funcionar a 26 ºC

Del mismo modo, en el caso de galpones con ventilación natural, todas las cortinas laterales deben estar completamente abiertas antes de que se alcance la temperatura crítica superior.

Si el sistema de control de clima (sistema de ventilación / enfriamiento) para el galpón se maneja con esta estrategia, los cerdos experimentarán un estrés térmico limitado en lugar de tratar de enfriarse después de haber estado expuestos a condiciones de calor moderado o severo.


Si querés saber más sobre como reducir el estrés por calor en cerdos lee nuestro próximo post de blog.



Post Recientes

¿Cómo reducir el estrés por calor en cerdos?

read more

Estrés por calor en cerdos y sus consecuencias

read more

6 respuestas claves a sus preguntas sobre Porcicultura de Precisión

read more

Nuevo llamado a la acción